Zonas de baño en ríos del Pirineo

Zonas de baño en ríos del Pirineo Aragonés

Estar lejos de la costa no será un problema para darse un refrescante chapuzón. Los cauces cristalinos de los ríos pirenaicos y las opciones recreativas y deportivas que se pueden hallar en muchos pantanos, ofrecen la posibilidad de un agradable baño. En todas las comarcas pirenaicas hay áreas específicas catalogadas como zonas de baño controladas (ZBC). Algunas están incluidas en la lista de Playas Continentales reconocidas por la Agencia Europea de Medio Ambiente. Sus aguas son analizadas y controladas anualmente para garantizar que son aptas para el baño. En algunos casos están habilitadas con zonas de aparcamiento o accesos señalizados y acondicionados para facilitar su visita.

Además de los cauces fluviales, hay que destacar también la oferta recreativa que encontraremos en pantanos o embalses como el de Lanuza (Valle de Tena) o Barasona (Valle del Ésera) entre otros. En sus aguas en calma, además de tomar un plácido baño, podremos practicar el esquí acuático, disfrutar de un emocionante viaje en hidroplaneadora o dar un agradable paseo en piragua, entre otras actividades.

Las opciones son muchas y para todos los gustos, pero debemos recordar siempre que nos encontramos en un lugar en plena naturaleza, por ello debemos tomar las precauciones oportunas como: asegurarnos de que no se trata de una zona natural protegida en la que esté prohibido el baño, cerciorarnos de la profundidad o de que no hay peligro alguno por exceso de corriente, comprobar que no estemos en una zona de cauce súbitamente cambiante (como estrechamientos del río) o respetar el paraje, cuidando el entorno y no dejando basura, etc.

Zonas de baño controladas en ríos y pantanos

· Embalse de Búbal (Piedrafita de Jaca)
· Embalse de Lanuza (Sallent de Gállego)
· La Gorga de Boltaña (Boltaña)
· Congosto de Jánovas (Fiscal)

· Las Gorgas de Puértolas (Puértolas)
· Río Vellós (Puértolas)
· Río Subordán (Valle de Hecho)